lunes, 14 de diciembre de 2009

El alma de la ciudad (Jesús Sánchez Adalid)

En tiempos de la Reconquista, cuatro hombres (un caballero, un comerciante, un fraile y un clérigo) que se dirigen al sepulcro de Santiago en Compostela se encuentran en el camino y deciden recorrer juntos lo que resta del viaje. Las largas horas de camino las pasan hablando de sus propias vidas, salvo el clérigo, que se reserva su propia historia.
Ya en tierras de Zamora, éste se decide a compartir con sus compañeros los detalles de su agitada vida, desde su mísera niñez a las circunstancias que le llevaron a realizar el peregrinaje.

Después de la reciente lectura de "En compañía del sol", de la que esperaba más, me quedé con ganas de leer esta novela para comprobar si en este caso Jesús Sánchez Adalid conseguía entusiasmarme con la lectura tal y como hizo con "El mozárabe".
Me alegra poder afirmar que el resultado ha sido positivo. La novela me ha gustado y veo que es merecedora del premio "Fernando Lara" que obtuvo en el año 2007.
La acción discurre entre los siglos XII y XIII en Castilla y tiene como marco los lances de la Reconquista: sus avances y retrocesos, las relaciones entre cristianos y moros, las treguas y las batallas. La vida del protagonista sirve como eje para narrar la forma de vida de los castellanos de la época, desde la existencia de los miembros más desfavorecidos de la sociedad medieval hasta los ricos y poderosos. La azarosa vida del personaje principal encierra también una enseñanza acerca de la vanidad y el éxito.
Sánchez Adalid consigue una trama robusta, en la que todo el peso narrativo recae en el personaje del clérigo pero sin llegar a cansar en ningún momento, siempre flanqueado por diferentes y bien trabajados personajes a lo largo de la novela. Por bien trabajados, quiero decir que todos los personajes poseen una gran profundidad: tienen motivaciones, actúan unas veces movidos por la bondad, otras por mezquinos intereses. Son creíbles y todos ellos habría podido existir realmente.
La otra protagonista subyacente a lo largo de toda la obra es (como indica el título) la Ciudad hecha realidad en Plasencia o Placencia como se llamaba en sus orígenes.
Al autor se le nota su "buen hacer", con un lenguaje cercano y correcto, a la vez que intenta no caer en anacronismos. También demuestra un amplísimo trabajo de documentación con el que consigue una notable ambientación de la época: modos de vida, vestimentas, alimentos, armas, cargos, ...
En resumen, el libro me gustó aunque sigo pensando que "El mozárabe" es la obra más redonda del autor.

Mi calificación: bien.

1 comentario:

Basurero Usurero dijo...

Lo tomaré en cuenta. Suerte.

Páginas vistas en total